“Mamá Tierra” debe su nombre a las características del proyecto inicial, es decir,  el proyecto madre de día, que comienzó en febrero de 2014.


Con la palabra “Mamá”, nos referimos concretamente al  trabajo que realizamos en casa con estos niños y niñas, donde el trato es tan cercano y familiar como el que nos podemos encontrar en muchos hogares.

Intentamos que nuestro hogar sea como un segundo hogar para ellas/os, donde se puedan sentir seguros/as, en confianza, queridos/as, respetados/as, atendidos/as, etc.: el paso de la casa familiar al espacio social.


Por otro lado, “Tierra”, hace referencia a un terreno dedicado al cultivo: aquí cultivamos y nos nutrimos de cosas buenas, cultivamos relaciones que nos ayudan a conocernos a nosotros/as mismas y a los demás, echamos raíces sin juicios, manipulaciones, estrés…


“Mamá Tierra” es un espacio lleno de  vitalidad donde descubrir, sentir, experimentar,  compartir y VIVIR de la manera más respetuosa y natural posible. 

Además es un espacio que permite el contacto con la naturaleza, con la tierra.